El que la hace la olvida, el que la recibe nunca.